Noticias PADAM: retos y lecciones de una marca de alimentación consciente

PADAM: retos y lecciones de una marca de alimentación consciente

De acuerdo con un estudio de la consultora Nielsen, las ventas de productos saludables en Colombia ha tenido un incremento de 12% anual en los últimos tres años. El informe determinó que este grupo de productos representa un 7% de la industria de alimentos y bebidas.

Según el reporte, si bien los colombianos están menos dispuestos que el promedio de los latinoamericanos a cambiar su dieta y hacer ejercicio; pues en la región el promedio de consumidores que quieren hacerlo representa un 75%, mientras en Colombia es 57%, en el carrito de mercado de la familia colombiana cada vez hay más productos saludables, haciendo del segmento una oportunidad de crecimiento para fabricantes y minoristas.

Según la firma investigadora de mercados, la canasta de saludables, que en este caso mide 32 categorías, representa buenas oportunidades para el crecimiento, ya sea impulsando la masificación de referencias saludables (mayor distribución y comunicación masiva), innovación en el canal tradicional (nuevos productos, en categorías existentes), líneas completas de marca con concepto saludable y activaciones en punto de venta.

En este contexto de crecimiento sostenido, Viviana Echeverri encontró una oportunidad, no solo de un negocio, sino de ayudar a la salud de muchas personas con un producto proveniente de la medicina milenaria, que mezclara su pasión por la alimentación consciente y por la salud con sus conocimientos profesionales y de emprendimientos anteriores. Fue allí donde nació PADAM hace dos años (Instagram:@padambienestar), una empresa que genera 7 empleos directos y más de 150 indirectos a través de sus distribuidores, impulsadoras y maquiladoras.

Sin embargo, la historia de PADAM no comienza allí, hay que devolver un poco la película. Viviana Echeverri es administradora de empresas agropecuarias y desde muy joven ha tenido una relación muy especial por la naturaleza, en especial por la tierra, por lo cual en su desempeño profesional se inclinó más hacia lo agrícola. Trabajando con la Gobernación de Antioquia y el Sena como instructora de campo descubrió la importancia de la alimentación y consciente, y luego trabajando con multinacionales se dio cuenta de que no todo lo que está etiquetado como orgánico está libre de agroquímicos.

En el 2012 empezó su viaje como emprendedora, y ya teniendo esta idea desde la experiencia, sabía que había un vacío en el mercado de este tipo de productos 100% orgánicos. Junto con una socia creó Verderina, una empresa de infusiones naturales, que ella denomina actualmente como su escuela comercial. Luego de seis años se separó de su socia pero ya contaba con un capital económico y de conocimiento que quería capitalizar, ya no quería volver a ser empleada, así que siguiendo su pasión por la salud y el ejercicio, intentó emprender con BeSmart, una franquicia de gimnasios que trabajan con equipos de electro-estimulación. No obstante, luego de un año, volvió a su idea original de los productos 100% orgánicos.

En un viaje a Estados Unidos, en febrero de 2018, Viviana descubrió la “Leche Dorada”, un alimento basado en la cúrcuma, que es aprovechada por la medicina ayurveda por sus múltiples propiedades. El producto había sido el más vendido en los mercados saludables de esa ciudad, por lo cual Viviana se sintió motivada, fue como un match entre lo que ella buscaba hacía años y algo que podía ser comercialmente exitoso. Los resultados de esa energía se vieron inmediatamente y hoy dos años después se siguen viendo reflejados.

Viviana se convirtió en distribuidora del producto en Colombia a través de la marca PADAM, pero utilizando materias primas locales. La respuesta en ventas fue inmediata. La angustia de vender los primeros 25 kilos (que parecían mucho y era lo mínimo que hacía la maquiladora) pasó rápidamente; a la semana y media necesitó otro lote de producción y así fue creciendo. Hoy vende una tonelada mensual del producto, llega a 700 puntos de venta especializados y a los grandes almacenes de cadena de todo Colombia. El emprendimiento además ha sido ganador de capital semilla de la Alcaldía de Medellín y el Fondo Emprender.

El reto en el comienzo fue posicionar un producto nuevo y quitar el estigma de que los productos saludables tienen mal sabor. La estrategia, según, dijo Viviana a Emprendiendo.tv, fueron las mezclas, estrategia que actualmente se mantiene. “La idea es que la gente lo pueda disfrutar con sus bebidas cotidianas, que sea una bebida funcional y sobre todo de un muy buen sabor”, explica Viviana.

El otro reto era crear confianza alrededor de las propiedades del producto. Para ello la estrategia fue trabajar de la mano con la comunidad médica. PADAM está avalado por la Asociación Colombiana de Endometriosis para tratar la fibromialgia y los ovarios poliquísticos. Y, recientemente, fue avalada por varios virólogos como un alimento que sube las defensas del cuerpo, lo cual catapultó las ventas ante la aparición del coronavirus.

La pandemia como una aceleradora de ventas

El Covid-19 ha traído retos para todos los emprendedores del planeta, para unos han sido de adversidad y para otros de crecimiento inesperado.

PADAM duplicó sus ventas en los últimos cuatro meses pero esto trajo un reto por el cual pasan muchos emprendedores al crecer. Ha tenido que adaptarse, contratar el doble de personal, sobre todo en el área de impulsadoras y de maquilación, y tiene su capacidad operativa al límite. Ahí el compromiso del equipo de trabajo ha sido un factor clave.

El otro reto fue asumir el crecimiento del canal digital a través de su cuenta de Instagram @padambienestar. Antes de la pandemia el porcentaje de ventas por e-commerce era del 10%; ahora tras el cierre de la mayoría de las tiendas físicas las ventas digitales ocupan el 40% del total de las ventas y todo el equipo de trabajo ha tenido que asumir roles operativos para poder cumplir con las entregas.

Algo de perspectiva sobre PADAM

Dentro de los proyectos de PADAM en el corto plazo está consolidar su estrategia de contenido de la mano de profesionales de la salud; crear mezclas funcionales de superalimentos con la visión de tener una familia de productos enfocados al bienestar; están trabajando en un Te-Chai que sea 100% natural (los que hay en el mercado son muy artificiales y muy dulces) y seguir desarrollando nuevas líneas con productos adaptógenos, que son fitonutrientes que se adaptan a las condiciones de estrés del cuerpo. Por ejemplo, si el cuerpo necesita un relajante los componentes actúan en este sentido, pero si necesitan activarlo trabajan para conseguirlo.

De otro lado, en cuanto a su expansión, la marca se encuentra explorando los mercados de México y Panamá para llegar al consumidor final a través de distribuidores.

A manera de mensaje para las mujeres, Viviana las invita a dar el salto de emprender, que se liberen de las barreras mentales y pongan esas habilidades femeninas tales como la organización, la atención al detalle, la intuición y la pasión (según Viviana los emprendimientos femeninos son más emocionales y los de los hombres más financieros) al servicio de hacer país a través de la creación de empresas.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí