EE.UU Moderna, la startup de USD 39.000 millones que gana el rally por...

Moderna, la startup de USD 39.000 millones que gana el rally por la vacuna contra el Covid-19

Moderna sacudió al mundo al principio de esta semana con el anuncio de que su vacuna contra el Covid-19 tenía una efectividad del 94.5% en los ensayos de Fase 3. Junto con un resultado igualmente positivo de un esfuerzo de vacunación de Pfizer / BioNTech la semana pasada, los resultados ofrecen el camino aparentemente más realista hasta ahora para regresar a la normalidad después de una pandemia larga y mortal.

El modelo de negocio y la plataforma tecnológica de Moderna consiste en insertar ARN mensajero sintético en células vivas para su «reprogramación» y que estas desarrollen respuestas inmunitarias, en lugar de las estrategias habituales que se aplican con los medicamentos convencionales. Fundada en 2010 y con sede de operaciones en Cambridge (Massachusets), en sus primeros años realizó ensayos con AstraZeneca y Merck en áreas terapéuticas necesitadas de nuevas vacunas o medicamentos contra enfermedades comunes y en el terreno de las enfermedades raras con Alexion Pharmaceuticals,​ aunque en ambos casos la mayoría de ensayos no tuvieron éxito.

En 2014, Moderna decidió centrarse exclusivamente en el desarrollo de vacunas de menor margen basadas en ARNm. Este cambio estratégico hizo que los expertos de la industria y sus empleados cuestionaran la viabilidad financiera de la empresa, aunque la compañía confió en obtener resultados prometedores en los años posteriores.

En diciembre de 2018, Moderna se convirtió en la empresa de biotecnología con la oferta pública de venta (OPV) más grande de la historia, al recaudar USD 600 millones por la venta del 8% de sus acciones, lo que implicó una valoración total de la compañía de USD 7.500 millones.

El alto perfil de Moderna entre los desarrolladores de vacunas y sus prometedores resultados crean la impresión de ser una potencia biotecnológica madura. No obstante, la compañía es el producto de una tendencia relativamente reciente en la esfera de las startups biotecnológicas: el surgimiento de compañías de plataformas lanzadas por firmas de riesgo con grandes cantidades históricamente de capital para invertir, y aquí el papel de Flagship Pioneering, un fondo con sede en Boston creado en el año 2.000 ha sido fundamental.

Flagship Pioneering es conocida por su enfoque en la creación de empresas. Si bien la mayoría de los capitalistas de riesgo buscan fundadores con nuevas empresas para financiar, Flagship tiene un historial de creación de empresas de biotecnología innovadoras internamente. Por lo general, los socios identifican un área de investigación incipiente que se considera prometedora para la innovación de inicio y luego forman un equipo en torno a ese concepto.

Otros ejemplos de empresas de plataformas respaldadas por Flagship incluyen Editas Medicine (edición del genoma, ahora pública), Indigo (agricultura sostenible, con USD 1.2 mil millones recaudados hasta la fecha) y Seres Therapeutics (terapéutica de microbiomas). Desde su fundación, Flagship ha realizado más de 200 inversiones, según datos suministrados por el mismo fondo.

El camino de Moderna hasta la vacuna efectiva

Moderna salió de las sombras en el 2012 bajo el liderazgo del CEO y fundador Stephane Bancel, un ejecutivo de biotecnología de larga data que también se desempeña como socio de riesgo en Flagship Pioneering. Junto a Bancel, el fundador de Flagship, Noubar Afeyan, se desempeña como presidente de Moderna, con otro colega de la firma, el socio gerente Stephen Berenson, también en la junta.

Como empresa privada, Moderna recaudó más de USD 2.7 mil millones en fondos de riesgo y crecimiento, con el respaldo de una combinación de firmas de capital de riesgo e inversores corporativos. En el momento de su OPI en diciembre de 2018, Flagship era el mayor accionista, con el 19,5% de las acciones en circulación, seguido de Bancel y entidades afiliadas (10%) y AstraZeneca (8,4%).

Obtuvo notable atención mediática en 2020, cuando se convirtió en una de las principales compañías involucradas en la obtención de una vacuna que frenase la pandemia mundial provocada por el coronavirus. Por ello, en mayo pasado su valor de mercado se disparó hasta los USD 30.000 millones y la empresa declaraba disponer de USD 2.000 millones en capital para inversiones, aunque para entonces ninguna de sus moléculas de ARNm había llegado a ensayos clínicos avanzados, fundamentalmente debido a sus efectos secundarios.

En julio de 2020, la compañía anunció que su vacuna experimental de ARNm para el COVID-19, financiada por el gobierno de Estados Unidos y en fase 1 de ensayo clínico, había producido anticuerpos que neutralizaban la enfermedad en adultos sanos.

La reacción de Wall Street ante el anuncio de Moderna

Los mercados se dispararon con las noticias, y el Dow Jones alcanzó un récord intradía. Las acciones de Moderna subieron un 10%, lo que le dio a la compañía una capitalización de mercado de alrededor de USD 39 mil millones. Incluso el Dr. Anthony Fauci, el principal experto en enfermedades infecciosas de Estados Unidos, declaró que los resultados del ensayo de Moderna «son los mejores».

El Promedio Industrial Dow Jones ganó 470,63 puntos, o 1,6%, para cerrar en 29,950,44. El Dow de 30 acciones registró máximos récord intradía y de cierre. El S&P 500 subió un 1,2% a 3.626,91, registrando un máximo histórico de cierre. El Nasdaq Composite avanzó un 0,8% a 11.924,13.

Las acciones que se beneficiaron de la reapertura de la economía lideraron el camino al alza. United Airlines subió un 5,2% y Carnival cerró un 9,7% más. Las acciones bancarias como Citigroup y Wells Fargo ganaron más del 3% cada una y JPMorgan Chase avanzó un 2,8%.

Las acciones de las empresas que prosperaron durante la pandemia a medida que las personas pasan más tiempo en casa quedaron rezagadas respecto al mercado fronterizo. Netflix cayó un 0,8%. Las acciones de Amazon cerraron sin cambios.

Wall Street venía de un desempeño semanal mixto en el que los nombres de valor derrotado lideraron el camino al alza a expensas de los nombres de alto crecimiento. El Dow Jones subió un 4% la semana pasada y el S&P 500 registró una ganancia del 2,2% en una semana. Sin embargo, el Nasdaq Composite se quedó rezagado, cayendo un 0,6%.

En lo que va de 2020, el valor de capitalización bursátil de 20 farmacéuticas ha crecido USD194.360 millones, impulsado por la esperanza de que podrán desarrollar una vacuna eficiente contra el Covid-19. Hoy, hay más de 135 proyectos de medicamentos en fase de prueba, donde Moderna lidera la competencia.