Noticias Brandon Stump: de su adicción a la heroína a dirigir una compañía...

Brandon Stump: de su adicción a la heroína a dirigir una compañía con ventas por USD 21 millones

Luego de vivir años muy oscuros por su adicción a la heroína, sobredosis y recaídas, Brandon Stump tomó la decisión de estar sobrio y gracias a eso hoy es el CEO y creador de Charlie´s Chalk Dust, una marca pionera en el mercado de Vapeo que fue creada en 2014 y que actualmente genera ganancias por más de 21millones de dólares.

Pero llegar al nivel que ha alcanzado no fue fácil para Brandon, detrás del éxito que hoy lo acompaña existe una historia de dolor y soledad. A pesar de que creció en medio de una familia estable y amorosa, y de que durante sus primeros años de vida estaba muy involucrado en actividades deportivas, su adicción a las drogas comenzó lentamente, incluso antes de la secundaria le gustaba beber los fines de semana y fumar, pero fue durante la preparatoria cuando comenzó a usar diferentes drogas, lo que ocasionó que perdiera el lugar en todos los equipos deportivos y apenas pasara para graduarse.

Entró a la universidad con sus hábitos de consumo de alcohol y drogas totalmente desarrollados y en el tercer año fue expulsado. Sin tener claro cuál iba a ser su próximo paso en la vida, Brandon terminó profundizando su adicción a las drogas y entró en el infierno de la heroína.

Después de un tiempo de vivir alejado de su familia, de constantes entradas y salidas al hospital por sobredosis y de estar durmiendo en el estacionamiento de un hotel en su automóvil, Brandon se sintió derrotado cuando entró al hotel por una taza de café e intentó cargarla a una de las habitaciones siendo completamente rechazado, en ese momento se dio cuenta de que había tocado un punto bajo, pues ni siquiera podía permitirse una taza de café.

En su intento por conseguir una taza de café y un cigarrillo gratis, Brandon se dirigió a una reunión de AA, pero antes de bajarse del carro se miró en el espejo retrovisor y se dijo a sí mismo: “Oye, Brandon, hagamos algo diferente hoy, mantengámonos sobrios por lo menos un día”. Y luego se lo dijo una y otra vez, logrando mantenerse limpio y sobrio desde ese día.

Lo que sucedió de ahí en adelante fue sorprendente, la luz estaba nuevamente en sus ojos. Sin dinero en sus bolsillos Brandon entró en un programa de desintoxicación y estando allí se dio cuenta que quería ayudar a los demás.

Un par de meses más adelante, estando totalmente sobrio y con un trabajo, decidió ayudar a dos de sus amigos de Ohio que consumían con él, los llevó a California para mostrarles lo que había estado haciendo, tomó sus ahorros y alquiló una casa de tres habitaciones; los tres vivían en esta casa que comenzó a llamarse en broma “The Ohio House”. Esto se convertiría en un punto extremadamente importante para la vida de Brandon en el futuro, las personas con problemas de adicción lo empezaron a buscar porque querían ir a esta casa y comenzar el camino correcto, por lo que Brandon los empezó ayudar. Después de un tiempo terminó llenando tres casas con personas que buscaban un lugar seguro para limpiarse de las drogas y es ahí donde comienza esta historia de superación y emprendimiento.

Para el año 2014, Brandon seguía fumando cigarrillos, quería dejar de fumar, en ese momento el “Vaping” se estaba volviendo muy popular en California y uno de sus amigos que había pasado por la casa de Ohio y que era químico le dijo que sabía cómo hacer productos de Vapeo, así que Brandon entró en la industria como una forma para ayudarse a dejar de fumar. Había probado los productos disponibles en las tiendas locales pero no estaba muy impresionado, no encontraba nada que le gustara, así que decidió probar y hacer algo diferente, que realmente satisficiere su ansiedad y que tuviera un buen sabor y así fue como en compañía de su amigo y  después de varios meses  perfeccionaron  sus sabores y lograron dejar de fumar.

Comenzaron a hacer más y a regalarlo gratis en “The Ohio House” a las personas que no podían comprar productos de vape, el resultado fue magnifico,  consiguieron que dejaran de fumar. Lo regalaban gratis en las reuniones para recuperar adictos y cuando una tienda local en el Condado de Orange se dio cuenta, lo llamaron y querían saber qué era el jugo sin etiqueta que estaba haciendo, la tienda de vape estaba impresionada, todos amaban sus líquidos. Brandon decidió encontrarse cara a cara con el dueño de la tienda,  no tenía marca, sitio, muestras, ni nombres de productos, pero sí tenía algo a su favor, sus líquidos que se estaban volviendo muy conocidos en su área, por eso y con su actitud emprendedora y de victoria vendió en esa tienda de vape 300 botellas ese día ¡Eso marcaría el nacimiento de Charlie’s Chalk Dust!

En una semana la marca ya tenía nombre y una apariencia elegante, su mejor amigo y su hermano se sumaron a este proyecto, juntos invirtieron USD 40,000 para poner en marcha  Charlie’s Chalk Dust y en pocas semanas recuperaron esa inversión, el crecimiento y aceptación de la marca fue acelerado, prueba de ellos es que en 2018 reportaron ventas por más de USD 21 millones.

Este éxito se debe a que desde el lanzamiento de la línea inicial, Charlie’s Chalk Dust ha lanzado una variedad de líneas que han generado más y más interés, siguen avanzando con combinaciones de sabores más avanzadas que son muy populares. Charlie’s Chalk Dust ya es una línea tan icónica, casi todos los que vapean o están en la industria de vape saben lo que es, han comprado, han hecho doble clic o han visto algo de esta gran compañía.

Ahora que Brandon se ha convertido en uno de los fabricantes de líquidos más destacados hasta la fecha, su pasado sórdido de uso y venta de drogas sirve como una lección, de que es posible superar un mal momento y renacer para cambiar la vida de los demás.