México Casai, la startup de turismo, se fortalece tras la pandemia y levanta...

Casai, la startup de turismo, se fortalece tras la pandemia y levanta USD 48 millones en inversión

Con los viajes y el turismo en aumento en América Latina, Casai, una startup que combina el alquiler de unidades individuales de Airbnb con comodidades de habitaciones de hotel, recaudó USD 48 millones para expandir su negocio en América Latina.

La compañía, que inicialmente se vio tan afectada por las respuestas regionales a la pandemia de Covid-19 como otras empresas de la industria hotelera, se ha recuperado para alcanzar casi el 90% de la capacidad total en las 200 unidades que administra en la Ciudad de México.

La compañía fue cofundada por el director ejecutivo Nico Barawid, exjefe de expansión internacional de Nova Credit y consultor de BCG, y la directora de operaciones María del Carmen Herrerías Salazar, quien anteriormente trabajó en uno de los operadores hoteleros más grandes de México, el Grupo Presidente.

Los dos se conocieron hace dos años en una barbacoa en la Ciudad de México y comenzaron a hablar sobre formas de actualizar la industria hotelera, tomando lo mejor del modelo de alquiler a corto plazo de unidades individuales de Airbnb y combinándolo con el control de calidad y los estándares que los huéspedes esperan de un cadena de hoteles.

Casai planea expandirse a São Paulo, un destino urbano similar a la Ciudad de México, ya que atrae a viajeros de negocios internacionales, ofrece una rica experiencia cultural y carece de productos en el punto ideal entre las habitaciones de hotel y Airbnb.

«Cuando buscamos mercados para expandirnos, buscamos un tipo muy particular de curva de precios de alojamiento. Quería definir un producto desde el punto de vista del consumidor intermedio. Los hoteles tienen un precio alto porque se dirigen a viajeros internacionales, mientras que los Airbnbs son más baratos pero impredecibles”, explicó Nico Barawid, cofundador de Casai.

Antes del brote de Covid-19 las unidades de Casai se reservaban principalmente a través de socios de viajes como HotelTonight o Expedia. Ahora la compañía tiene un negocio de reservas directo y dinámico gracias al trabajo de su director de tecnología, un ex ingeniero de Google llamado Andrés Martínez.

La reciente ronda de financiamiento fue dirigida por Andreessen Horowitz e incluyó compromisos adicionales del Fondo de Liderazgo Cultural de la firma, Kaszek Ventures, Monashees Capital, Global Founders Capital, Liquid 2 Ventures, TriplePoint Capital e inversionistas individuales, incluidos los fundadores de Nova Credit, Loft, Kavak y Runa HR.

«Para ejecutar con éxito esta oportunidad, un equipo debe reunir experiencia en tecnología de consumo, diseño, hospitalidad, bienes raíces y servicios financieros para desarrollar operaciones de clase mundial necesarias para brindar una experiencia de primera clase», dijo Angela Strange, una socio general de Andreessen Horowitz, quien hace parte de la junta directiva de Casai.

La gran ronda se debe en parte a la atractiva propuesta de valor de la compañía, que ofrece a los huéspedes no solo lugares para alojarse equipados con un concentrador de hardware inteligente patentado y la aplicación Casai, sino también un Google Home, luces inteligentes y televisores equipados con Chromecast, como un salón donde los huéspedes pueden permanecer antes de su check-in o después del check-out.

Y aunque la visión de la empresa se centra ahora en América Latina, su equipo de gestión definitivamente ve la oportunidad de crear una marca y un negocio globales.

El equipo fundador también incluye un director de ingresos, Alberto Ramos, que trabajó en McKinsey, y un director de crecimiento, Daniel Hermann, quien anteriormente trabajó en la empresa de viajes y estilo de vida, Selina. La jefa de diseño, Alexa Backal, solía trabajar en GAIA Design, y su vicepresidenta de experiencia, Cristina Crespo, anteriormente dirigía el estudio de diseño internacional de WeWork.