Mundo 6 tendencias de un nuevo liderazgo para una década llena de retos

6 tendencias de un nuevo liderazgo para una década llena de retos

Sin lugar a dudas estamos en un momento único de la historia donde el cambio tecnológico vertiginoso y los desafíos que trae consigo plantean preguntas de cara a la próxima década, no solo para el ciudadano común, sino para los responsables de dirigir organizaciones exitosas. El libro «The Future Leaders» del autor Jacob Morgan, indaga sobre este tema con 140 CEO de compañías de impacto global como Oracle, Best Buy, Unilever, MasterCard, Verizon, Kaiser, entre otras.

El consenso es que, si bien algunos aspectos centrales del liderazgo seguirán siendo los mismos, como establecer una visión y ejecutar una estrategia, se necesitará un nuevo tipo de líder que guíe durante la próxima década y más allá. El texto plantea 6 tendencias clave que debe tener en cuenta cualquier directivo si quiere tener una organización exitosa:

  1. Inteligencia Artificial y tecnología

La respuesta más común de los directivos fue el crecimiento de la inteligencia artificial y la tecnología. No es ningún secreto que esta tecnología está evolucionando a un ritmo impresionante. De acuerdo con la consultora PwC esta tecnología podría contribuir con hasta USD 15.7 billones a la economía global en 2030.

La IA tiene el poder de transformar por completo la forma en que operan las empresas y las personas. Pero con la emoción de la IA y las nuevas tecnologías viene el miedo y la incertidumbre. Depende de los líderes calmar esos temores buscando formas de implementar inteligencia artificial que agregue a los empleados en lugar de reemplazar sus trabajos. Deben seguir siendo positivos sobre las nuevas tecnologías, estar bien versados ​​en el tema y experimentar con nuevas tecnologías para poder ayudar a otros a comprender el impacto potencial en los trabajos de sus colaboradores.

2. Ritmo de cambio

Según el libro, justo al lado del crecimiento de la IA y la tecnología está el ritmo general de cambio. La forma en que vivimos y trabajamos es radicalmente diferente hoy de lo que era hace cinco años.

El cambio nos rodea en forma de cambio climático, globalización, diversidad y docenas de otras cosas. El cambio es constante y siempre ha sucedido. Lo diferente de hoy es la velocidad a la que se produce el cambio. Para tener éxito, las organizaciones deben mirar constantemente hacia adelante y los líderes deben inclinarse y aceptar el cambio en lugar de rehuir. Los futuros líderes deben ser ágiles, fácilmente adaptables y cómodos desafiando el status quo.

3. Propósito y significado

Si bien las empresas solían ser capaces de atraer fácilmente a los mejores talentos con la promesa de un salario alto, ese ya no es el caso. Los empleados ahora quieren trabajar para una organización que ofrece un propósito y un significado, e incluso están dispuestos a aceptar un recorte salarial para conseguirlo.

El propósito es la razón de la existencia de una organización y a menudo incluye cosas como invertir en empleados, hacer una diferencia en el mundo o impulsar la innovación. El significado es el impacto personal del trabajo de cada empleado. Los empleados quieren ver que sus esfuerzos son impactantes y contribuyen al propósito general de la empresa.

Para dar ejemplo, los líderes primero deben comprender su propio trabajo, propósito, impacto y significado antes de ayudar a sus empleados a hacer lo mismo. Necesitan conocer a los empleados individualmente para comprender lo que los motiva.

4. Nuevo paisaje de talentos

Los últimos años han traído un cambio tremendo en el panorama general del talento, y apenas está comenzando. A medida que los empleados mayores se jubilan y las generaciones más jóvenes ingresan a la fuerza laboral, muchas empresas se encuentran en la búsqueda constante de empleados calificados. Al mismo tiempo, la diversidad y la inclusión son cada vez más importantes.

El nuevo panorama del talento es más que solo cambiar la demografía; es un nuevo enfoque para atraer y retener talento, al mismo tiempo que capacita a los empleados para que estén preparados para el futuro del trabajo.

Los líderes del futuro deben esforzarse por desarrollar equipos diversos y crear un ambiente inclusivo. Deben invertir en mejorar las habilidades de los empleados y al mismo tiempo encontrar formas de involucrar a los colaboradores mayores y motivar a los empleados de todas las edades a tomar el control de su propio desarrollo profesional.

5. Moralidad, ética y transparencia

En esta misma línea, en el libro «The Future Leader» se plantea que los días en que los líderes de control intentaban ser la persona más inteligente de la sala son cosa del pasado. Un impulso reciente por la moralidad, la ética y la transparencia ha llevado a líderes más auténticos y humildes.

Las empresas con fundamentos éticos obtienen mejores resultados financieros y tienen una mayor satisfacción de sus clientes y empleados. Este tipo de organizaciones son creadas por líderes morales.

Al mismo tiempo, los líderes se someten a un microscopio a medida que las personas demandan transparencia. Los líderes ya no pueden esconderse detrás de su título: deben ser abiertos y honestos con sus empresas y el público. Los líderes del futuro deben determinar sus propias brújulas morales y tener un fuerte sentido de sus creencias personales. Simplemente quedarse quieto ya no es lo suficientemente bueno; los líderes deben adoptar una posición y ser lo más transparentes y auténticos posible.

6 Globalización

Finalmente, en la recopilación de todas las entrevistas, el texto plantea que a medida que la tecnología crece, el mundo se vuelve más conectado y parece más pequeño. Cada país solía ser su propia economía, pero ahora podemos trabajar y comunicarnos instantáneamente con personas de todo el mundo. Todos los negocios ahora son globales y tienen el potencial para empleados y clientes en todo el mundo.

La globalización trae problemas geopolíticos complejos y grandes oportunidades para colaborar y compartir culturas. Futuros líderes necesitan abrazar la globalización convirtiéndose en ciudadanos globales que aprecian las diferentes culturas y saben cómo comunicarse a través de las barreras antropológicas y lingüísticas.

Las ideas extranjeras deben verse como oportunidades, no como desafíos llenos de miedo. Los líderes del futuro deben prestar atención a los problemas mundiales y comprender lo que está sucediendo en todo el mundo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí